martes, 29 de abril de 2014

Sin aire entre nosotros

A veces, un simple roce basta para olvidar las caídas del día. A veces... un sutil y dulce roce basta para envolverme en fantásticos mundos que soñar.


2 comentarios:

  1. Quiero leerte más... nesesito más *//
    /*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, muchas gracias, lo intento lo intento :)

      Eliminar